Leonor, nombre de Reina

Si te gusta, compártelo:

Leonor está llamada a ser la cuarta reina de España, tras las dos Isabel y Juana la Loca. ¿Por qué se le impuso ese nombre? ¿Ha habido muchas Leonor en la Historia de España?

   A la primera pregunta hay que responder, según se cuenta en la calle, que su nombre fue elegido por su madre, la reina consorte Leticia. En su día, cuando se anunció en el año 2003, el compromiso matrimonial de Felipe, entonces Príncipe de Asturias, con Leticia, ésta manifestó que su regalo, para tal efeméride, había sido una edición especial de la novela “El doncel de Enrique el Doliente”, escrita por Mariano José de Larra. La prometida explicó su admiración por el personaje histórico de Leonor de Aragón, madre de Enrique III de Castilla “el Doliente”. Es decir, Leonor de Aragón, casada con Juan I de Castilla, fue una de las cuatro bisabuelas de Isabel la Católica. Pues bien, esta fascinación, de Leticia, por el personaje histórico relatado por Larra, fue la razón por el que nuestra heredera al trono lleve el nombre de Leonor.

   En relación con la segunda pregunta: ¿hemos tenido más Leonor? Sí, bastantes. Se puede decir que ha habido dos momentos históricos, uno, más próximo en el tiempo, ligado a la Corona de Aragón, y otro anterior, ligado a la Corona de Castilla. El de Aragón se inicia con Leonor de Sicilia, esposa de Pedro IV de Aragón, y madre de la mencionada Leonor de Aragón. Como curiosidad, decir que Pedro IV, en primeras nupcias, había estado casado con Leonor de Portugal. Está claro que a Pedro le atrajeron las Leonor. Así mismo, Juan I de Castilla, esposo de Leonor de Aragón y bisabuelo de Isabel la Católica, fue hermano de Leonor de Trastámara casada con Carlos III de Navarra. Este rey navarro fue el que instituyó el título de Príncipe de Viana, para los herederos al Trono de Navarra, y que hoy en día ostentan los herederos de la Corona de España. Prácticamente se puede decir que, con la nieta de Leonor de Trastámara y Carlos, Leonor de Navarra, hija de Blanca, que llegó a reinar como gobernante, finalizó lo que fue la Navarra española independiente.

   Anteriormente, hubo otro momento, éste ligado a Castilla, en el que destacaron las Leonor. Quizás fueron las más conocidas y las que tuvieron mayor repercusión internacional. Se trata de las descendientes de Leonor de Plantagenet. Esta reina, casada con Alfonso VIII de Castilla, fue hija de Enrique II Plantagenet y Leonor de Aquitania, siendo por tanto hermana de Ricardo Corazón de León y Juan sin Tierra. Se trata de una de las familias reales que más novelas y películas han protagonizado. No hay que olvidar las turbulencias que se produjeron durante el reinado de Enrique II, entre otras las derivadas por el asesinato, inducido por el propio rey, de santo Tomás Becket. Afortunadamente para Castilla, Leonor de Plantagenet fue una gran reina consorte que nos dio una gran prole y dos nietos santos, san Fernando, rey de Castilla y León, y a san Luis, rey de Francia. El primero hijo de Berenguela, y el segundo de Blanca de Castilla. Leonor, esposa de Alfonso “el de las Navas”, llegó a tener diez hijos, entre otras, además de las mencionadas Berenguela y Blanca, Leonor de Castilla que fue esposa de Jaime I de Aragón el Conquistador. Pero no terminan aquí las Leonor de esta rama; Berenguela tuvo una hija Leonor, hermana mayor de Fernando, que murió en la infancia; y Fernando tuvo dos hijas a las que bautizó como Leonor, la mayor fruto de su matrimonio con Beatriz de Suabia, y la segunda hija de su matrimonio con Juana Ponthieu. Esta segunda casó con Eduardo I de Inglaterra y fue madre de Eduardo II.

   Finalmente, hay que mencionar a Leonor de Austria, hija primogénita de Juana la Loca y hermana de Carlos I, que estuvo casada con Manuel I de Portugal el Afortunado y con quien tuvo dos hijos, Carlos y Maria.

   Como resumen, se puede escribir que el nombre de Leonor no es ajeno a la realeza española, si bien no había figurado en los últimos quinientos años. Por eso la sorpresa y aparente novedad. No es fútil acudir a su antecesor en el trono Fernando III de Castilla y León para solicitarle su ayuda y asistencia, dados los tiempos por los cuales está transitando la Corona de España.

Paco Iglesias

Si te gusta, compártelo: