El Hospital La Latina, fundado por Beatriz Galindo, recibe la bula papal (4 de diciembre de 1500)

Si te gusta, compártelo:

Resultado de imagen de hospital la latina(Del libro “Un día, una historia”, de Jaime Retena, promovido por la Fundación Villacisneros)

El Hospital la Latina, fundado por la salmantina Beatriz Galindo (1465- 1535), recibe la bula papal de Alejandro VI (1500).

Escritora y humanista, Galindo sería la primera mujer conocida que se dedicó a la docencia en España. Aprendió gramática y latín en la Universidad de Salamanca.

Su erudicción, dotes lingüísticas y facilidad para expresarse en latín eran tan excepcionales que su fama se extendió por todo el reino y empezó a ser conocida como «La Latina».

Desafiando su condición de mujer en un mundo dominado por los hombres, consiguió el reconocimiento de sus contemporáneos y que su prestigio llegara a oídos de los Reyes Católicos. Fue llamada a la Corte por Isabel la Católica y se convertió en la preceptora de sus hijas y consejera de la misma reina.

A la muerte de Isabel la Católica, se retiró de la Corte y se concentró en ayudar a los pobres, dejándoles su fortuna. A ella se debe la fundación del Hospital La Latina, de varios conventos y la escritura de varias poesías.

Su recuerdo perdura a través de numerosas esculturas, obras literarias e incluso dio nombre al barrio madrileño en el que residió: “La Latina”.

También, el 4 de diciembre de:

  • 1512: Nace Jerónimo Zurita, historiador y autor de los Anales de la Corona de Aragón que abarcan la historia del reino desde su conquista por los árabes hasta su muerte el s. XVI.
  • 1546: El español Juan de Villarroel funda la ciudad de la Villa Imperial de Potosí en la actual Bolivia, famosa por sus minas de plata, que será en el s. XVII una de las ciudades más grandes del mundo y hasta dará nombre a una moneda muy valiosa que justifica el dicho “vale más que un potosí”. Su riqueza fue tal que se dice que para la procesión del Corpus Christi de 1658 se sustituyó el empedrado de las calles hasta la Iglesia de los Recoletos por barras de plata.

(Del blog «En cuerpo y alma» de Luis Antequera)

Si te gusta, compártelo: