Quema de Conventos e Iglesias (11 de mayo de 1931)

Si te gusta, compártelo:

El 11 de mayo de 1931 hubo uno muestra más de la ceguera humana en general y del pueblo español en particular. Esta ceguera, llega incluso a hoy en día, cuando grupos enteros de nuestra población, se niegan a reconocer los hechos más evidentes y contrastados. Baste para comprobar esto, es seguir el link republicano que se encuentra al final de este artículo.

Volvamos a los hechos. El 14 de abril de 1931, se proclamó en España la Segunda Republica. Desde el principio el nuevo orden constitucional, vivió acomplejado, presionado por los partidos más extremistas y se desvió desde una perspectiva que trabajaba hacia una separación de poderes entre la Iglesia Católica y el Estado Español, hacia una animadversión contra todo lo católico.

En menos de tres semanas, se aprobaron diversas medidas en contra de la Iglesia Católica, como la disolución de las órdenes religiosas, supresión de la obligatoriedad de asistencia a actos religiosos en cárceles y cuarteles, prohibición de participación oficial en actos religiosos, fin de las exenciones tributarias a la Iglesia, privación de sus derechos a la Confederación Nacional Católico-Agraria, y la eliminación de la enseñanza religiosa obligatoria.

La reacción de la Iglesia Católica fue muy moderada. El nuncio Federico Tedeschini  el día 24 de abril envió un telegrama a todos los obispos en el que les transmitía el «deseo de la Santa Sede» de que recomendasen a religiosos y fieles que respetasen los poderes constitucionales les obedeciesen para el mantenimiento del orden público. Diversos prelados se movieron en la misma dirección como el cardenal arzobispo de Tarragona Francisco Vidal y Barraquer y el cardenal arzobispo de Sevilla.

No todos estuvieron en la misma línea. El Cardenal Primado y arzobispo de Toledo, Pedro Segura, había afirmado que la República era obra de los “enemigos de la Iglesia y el orden social”, y desde el púlpito el 14 de abril se refirió a la República como un castigo divino. Nada que fuera excepcional dentro del ambiente exaltado en aquellos años y no parecía presagiar lo que iba a ocurrir.

El domingo 10 de mayo de 1931, se inauguró en Madrid el Circulo Monárquico Independiente. El acto tenía los oportunos permisos gubernativos, pero cometieron el “error imperdonable” de hacer sonar la “Marcha Real” en un gramófono y lanzar panfletos propagandísticos. Mientras, en la calle, dos taxistas se enzarzaron en una vulgar discusión con dos invitados a la ceremonia. La discusión subió de tono y acabaron tres coches incendiados. Rápidamente la noticia se tergiversó afirmando que los taxistas habían muerto, se congregó una multitud que pretendió quemar la sede del diario ABC. Sede algo alejada y que no tenía nada que ver con el incidente. Intervino la Guardia Civil y entonces sí que hubo dos muertos.

La tensión no hizo que aumentar. Otra manifestación se dirigió entonces a la sede de la Dirección General de Seguridad,  y grupos aislados quemaban un quiosco del diario católico El Debate, apedreaban el casino militar y rompían los escaparates de una librería católica. Algunas armerías eran asaltadas y se producían disparos contra una unidad montada de la Guardia Civil. Hacia la medianoche un exaltado disparó contra la multitud congregada en la Puerta del Sol hiriendo a una persona y luego fue linchado.

Esa misma noche el ministro de la Gobernación Miguel Maura quiso desplegar a la Guardia Civil pero sus compañeros de gobierno, encabezados por el presidente Niceto Alcalá Zamora y por el ministro de la Guerra Manuel Azaña, se opusieron, reacios a emplear a las fuerzas de orden público contra el «pueblo» y restando importancia a los hechos.

A primeras horas de la mañana del lunes 11 de mayo la Casa Profesa de los jesuitas estaba ardiendo. El ministro de la Gobernación Miguel Maura de nuevo intentó sacar a la calle a la Guardia Civil para restablecer el orden pero al igual que la noche anterior se encontró con la oposición del resto del gabinete y especialmente de Manuel Azaña—, quien afirmó, en el más puro estilo demagógico que “todos los conventos de España no valen la vida de un republicano”.

Finalmente, por la tarde, las tropas del ejército fueron ocupando Madrid y protegiendo los edificios atacados. No hubo ningún muerto y los incendios cesaron. No parecía tan difícil.

El martes 12 de mayo, mientras en Madrid cundía la calma general, la costumbre de quemar edificios religiosos se extendió por el sur peninsular. La destrucción de patrimonio artístico fue pavorosa.

De este hecho histórico, hay constancia documentada sin embargo, todavía hoy hay quien se dedica a maquillar los hechos. Pongo como ejemplo la web de “segundarepublica”, donde se dice textualmente, “De los ciento setenta conventos que existen en Madrid, según el director de Seguridad, han quedado destruidos seis, resaltado en “negrita”

La realidad fue bastante diferente. Algunos datos de Madrid.

  1. Casa Profesa ubicada en la calle Isabel la Católica de los jesuitas. En este incendio se quemó su biblioteca, considerada en aquel momento la segunda mejor de España. Contaba con más de 80000 volúmenes, entre ellos incunables irreemplazables. En el incendio se perdieron para siempre ediciones príncipe de Lope de Vega, Quevedo, Calderón de la Barca o Saavedra Fajardo.
  2. Colegio de la Inmaculada y San Pedro Claver y el Instituto Católico de Artes e Industrias (ICAI) de la calle de Alberto Aguilera. Se perdieron para siempre 20000 volúmenes de su biblioteca. Toda la obra del P. García Villada entre ella sus libros particulares, colección Razón y Fe, papeles y todas las fichas. También se perdieron más de 100 000 copias de canciones populares recopiladas por el P. Antonio Martínez.
  3. El centro de enseñanza de Artes y Oficios de la calle de Areneros.
  4. Iglesia parroquial de Santa Teresa y San José de los Carmelitas Descalzos de la Plaza de España.
  5. Colegio de Sagrado Corazón de Chamartín.
  6. Colegio de Nuestra Señora de las Maravillas de Cuatro Caminos.
  7. Convento de las Mercedarias Calzadas de San Fernando.
  8. Colegio de María Auxiliadora de las Salesianas.
  9. Convento de las Bernardas de Vallecas.

En el resto de España.

Málaga.

Santa Iglesia Catedral Basílica de la Encarnación. Palacio Episcopal. Iglesia de La Merced, completamente destruida. San Felipe Neri. Iglesia de San Pablo. Iglesia de los Santos Mártires. Capilla de San José. Iglesia de San Julián. Iglesia del convento de Sto. Domingo. Convento de San Agustín. Convento de Barcenillas. Convento de los Ángeles. Convento de San José. Convento de las Carmelitas Descalzas. Convento de la Inmaculada Concepción de las Hermanas Capuchinas. Convento de las Hermanas de la Cruz. Convento del Arcángel San Miguel (Calle San Bartolomé). Hermanos Maristas. Ermita de Zamarrilla. Convento de la Aurora María . Iglesia del Puerto de la Torre. Iglesia del Carmen. Iglesia de San Juan. Iglesia de Santiago. Iglesia de las Angustias y San Patricio.

Valencia

Los conventos de San José de las Carmelitas, San Julián de las Agustinas y el Colegio de la Presentación. Asimismo, fueron asaltados los conventos de Teresianas, la Residencia de los Jesuitas y el Seminario Conciliar de Valencia.

Sevilla

Colegio de los Jesuitas en la Plaza de Villasís, la Iglesia del Buen Suceso, la Residencia de los Capuchinos, la Capilla de San José y los conventos de las Mínimas y los Paúles. También se intentó incendiar el Palacio Arzobispal y los conventos de San Buenaventura, San Leandro y San Juan de Dios, aunque estos incendios fueron sofocados por la intervención ciudadana. Todavia había gente de buenas intenciones.

En la provincia. En Lora del Río se ataca la iglesia parroquial, la ermita de Nuestro Padre Jesús y el convento de las Mercedarias Descalzas. En Coria del Río se incendian tres iglesias. En Alcalá de Guadaíra un grupo de asaltantes expulsa a las Franciscanas del convento de Santa Clara. Sucedería lo mismo en Carmona donde tuvieron que abandonar su convento las Agustinas. No hubieron más destrucciones porque en muchos casos los propios vecinos organizaron patrullas de defensa ante la pasividad de las autoridades republicanas.​

Granada

Se intenta quemar el colegio de los Maristas, el convento de los Agustinos y el de las monjas de Realejo. Sofocados los incendios por los bomberos. Después arden los Luises, la residencia de los Redentoristas, la iglesia de Hospitalicos, el convento de las religiosas de Santiago y el convento de los Capuchinos sea pasto de las llamas.

En la provincia de Granada, en Loja donde se queman el convento de Santa Clara, la residencia de los Jesuitas en Santa Fe y es saqueada la iglesia de la Macarena.

Córdoba

Ardió el Convento de San Cayetano.

Cádiz

Quemaron el Convento de los Dominicos, el Convento de Santa María, el Convento del Carmen y el Convento de la Merced.

En Jerez de la Frontera se asaltó el Convento de San Francisco, el de los Carmelitas y la Residencia de los Jesuitas.

En Algeciras se quemaron todos los templos de la ciudad, la Iglesia de Nuestra Señora de la Palma, la Capilla de Nuestra Señora de Europa, la Capilla del Cristo de la Alameda y la Capilla de la Caridad.

Murcia

En Murcia fue quemada la Iglesia de la Purísima y fueron asaltados los conventos de las Isabelas y de las Verónicas.

Alicante

Escuelas Salesianas, el Colegio de las Carmelitas, la Parroquia de Benalúa, el Convento de San Francisco, la casa de ejercicios de la Compañía de Jesús, el Convento de las Oblatas, la Iglesia del Carmen, la Residencia de los Jesuitas, el Convento de Capuchinos, el Convento de Agustinos, el Palacio Episcopal, el Colegio de Jesús María, el Colegio de la Compañía de María y el Colegio de los Maristas.

En general, se destruyeron obras de arte y documentos antiguos de gran valor cultural y poco de valor crematístico. También fueron bienes urbanos que permitían sacar de la pobreza y la incultura a masas de desheredados. Este fue el comienzo de la II Republica Española.

Manuel de Francisco Fabre

https://es.wikipedia.org/wiki/Quema_de_conventos_de_1931_en_Espa%C3%B1a

https://www.rtve.es/alacarta/videos/archivo-historico/sucesos-del-11-mayo-1931-madrid/2925455/

http://www.segundarepublica.com/index.php?id=28&opcion=6

Si te gusta, compártelo: