Beatriz de Palacios y la Noche Triste (30 junio 1520)

Si te gusta, compártelo:

EL 30 de junio de 1520 es conocido como el día que las fuerzas de Hernán Cortes, compuestas por españoles y miles de aliados tlaxcaltecas, sufrieron fuertes bajas cuando fueron atacados por los aztecas y tuvieron que huir de la ciudad de Tenochtitlan en franca derrota. Hay gran cantidad de información sobre lo ocurrido y los participantes. Pedro de Alvarado, Martin de Gamboa, Bernal del Castillo, son nombres que probablemente suenan a muchos, pero casi con seguridad nadie ha oído hablar de Beatriz de Palacios, que también se encontraba entre los que escapaban de la ciudad.

¿Quién era Beatriz de Palacios? ¿Qué hacía en Tenochtitlan a mediados de 1520? Son preguntas que os haréis y cuya respuesta muestra una faceta muy poco conocida de la conquista americana.

Para empezar, diremos que Beatriz era española, aunque no se sabe el lugar exacto de su nacimiento. Llegó a América con la primera oleada de conquistadores y colonos, como esposa del soldado Pedro de Escobar del cual tambien sabemos. Tras desembarcar, procedente de Cuba, con la tropa de Pánfilo de Narváez en 1520, se unió a las fuerzas de Cortes y entró con ellas en Tenochtitlan.

Su papel no fue en modo alguno meramente representativo. No era tan solo la mujer acompañante de un soldado, tuvo desde el primer momento tareas asignadas en la organización logística de la expedición y ello significaba encargarse de la administración de la comida de la tropa, conseguir nuevos suministros y participar en los hospitales de campaña. En su caso, además está documentado que participaba activamente en las guardias y llegaba a substituir a su marido en estos menesteres guerreros.

Pero Beatriz de Palacios no era una excepción, ni como organizadora ni como mujer. Gracias a los escritos de Francisco Cervantes de Salazar, tenemos recuento más preciso de las españolas de la Conquista. Beatriz Ordaz, Juana Martín, María de Vera, Elvira Hernández, Isabel Rodríguez, Beatriz Hernández, Catalina Márquez, Beatriz Palacios Parda, Juana López, Violante Rodríguez, Catalina González y Antonia Hernández. Estas referencias están corroborados por otros relatores como Bernal Díaz del Castillo o Bartolomé de las Casas.

Durante la Noche Triste, su labor cambió de estilo y se la vio luchando en primera fila, escudada y armada. Fue reconocida por Cortes y finalmente pudo retirarse con su marido a Cuba donde acabó sus días en la tranquilidad de un descanso bien ganado.

Hay un aspecto que todavía no hemos mencionado de Beatriz y es que se la describe como “La Parda”, debido a que era mulata.

Recapitulemos. Una española, casada con un soldado, participando en la organización logística y militar en 1520, era una persona que en los Estados Unidos, todavía hoy, seria clasificada como negra y todavía estaría hoy luchando por sus derechos civiles y humanos. Y en la España de 1520 no tenía ningún problema con su condición de mulata.

Me parece que algo se ha escrito muy mal en la historia de España y su epopeya americana.

Manuel de Francisco Fabre

https://es.wikipedia.org/wiki/Beatriz_de_Palacios

http://laconexionusa.com/noticias/201506181083375_lc108337518.asp

https://relatosehistorias.mx/nuestras-historias/el-papel-de-las-mujeres-en-la-conquista

Si te gusta, compártelo: